Hotel residencia guardería para gatos en Madrid

Home Hotel residencia guardería para gatos en Madrid
No te preocupes. Están en buenas manos. ¡Nos encantan los gatos!

Residencia guardería felina para gatos en Madrid

¡Mucho mejor que quedarse en un piso! Con 25 años de experiencia. Todo está pensado para el bienestar de los gatos, pasarelas elevadas, tubos, cajas, rascadores, árboles, flores…

¡Atención! Pago en efectivo. No admitimos tarjetas

Nuestras tarifas

¡Atención solo cuentan las noches que el animal duerme en la Granja. Se ahorra el pago del día que sale!

Precios Verano 2021

2 Gatos

19,50

/ Noche

  • 14 noches 259€ (5% de descuento)
  • 20 noches 351€ (10% de descuento)
  • 30 noches 497€ (15% de descuento)
3 Gatos o más

25

/ Noche

  • 4 Gatos: 31€/Noche
  • 5 Gatos: 36€/Noche
  • 6 Gatos : 40€/Noche

La estancia incluye

  • Comida. Piensos de mantenimiento de alta gama. Alimento enlatado empleado por la Granja en caso de no comer pienso seco.
  • Limpieza diaria de la estancia.
  • Arena para gatos de sepiolita.
  • Los animales están cubiertos por un seguro de responsabilidad civil. No es un seguro veterinario (no cubre enfermedades).
  • Vigilancia veterinaria: El servicio veterinario sólo atiende gratuitamente a los animales en la granja de problemas sencillos y leves que puedan surgir.
  • Granja la Luna, solo es una residencia de animales, no una clínica veterinaria, cualquier problema que pueda surgir trasladará al animal a un centro veterinario.

La estancia no incluye

  • Dietas diferentes a la que Granja La luna proporciona.
  • Peinado de gatos.
  • Adiestramiento.
  • Urgencias veterinarias: en caso de que su mascota enferme, nos pondremos en contacto con usted lo más rápido posible, o con su veterinario, o con una clínica de urgencias de reconocido prestigio. Si la enfermedad que padece el animal es debido a causas ajenas a Granja la Luna, los gastos que se ocasionen serán por cuenta del propietario.
  • Transporte a domicilio. Que se cobra aparte.

Descuentos: 14 noches 5% / 20 noches 10% / 30 noches 15% / 40 noches 20% / 60 noches 25% / 90 noches 30%

Pago en efectivo. No admitimos tarjetas

Solo se cobra por el número de noches que los gatos duermen en la residencia. No contamos el día de salida. No importa la hora de recogida o entrega. No tenemos una estancia mínima.

Precios válidos solo si todos los gatos de un mismo dueño comparten la misma jaula.

Si desea alojar tres o más gatos, consúltenos.

Por estancias de 30 días o más es necesario abonar una fianza de 200€ en efectivo.

Por estancias superiores a 45 días se abonarán 300€ de fianza y pago de mes adelantado.

Granja la luna, la residencia felina en Madrid donde tus gatos estarán de vacaciones

Vacaciones tranquilas

Granja La Luna 79

A los gatos les gusta pasar en la residencia felina Granja la Luna unas vacaciones. Porque rompe su la monotonía del día a día, les aporta nuevas sensaciones y experiencias y favorece una conducta más equilibrada. Vuelven a casa con cosas que contar. ¡Hay que aportar nuevas experiencias a su vida!

En un piso no tiene contacto con el mundo exterior, que pasan muchas horas solos y para él todos los días son iguales. Ellos no ven la televisión, y muchas horas en casa sin que pase nada les aburre demasiado.

Ver campo, otros gatos, personas, pájaros, ratones, es toda una experiencia.

Muchos compañeros veterinarios, nos dejan sus gatos en vacaciones. Esto nos aumenta mucho nuestro nivel de exigencia.

Cada gatera dispone de una caja refugio

Las gateras

Los gatos, se mueven en las tres direcciones del espacio, por ello es importante que las gateras sean altas y tengan estanterías a diferentes alturas para que puedan moverse arriba y abajo.

A todos los gatos les gusta contemplar el mundo desde lo alto. Y al mismo tiempo ejercitan sus músculos subiendo y bajando.

Es muy importante, que la gatera debe ser sea grande, no se sienten atrapados. Y para que la zona de la comida, el agua, la bandeja de arena, y su cama no estén muy juntas, mezclándose suciedad y olores que les desagrada mucho.

No son aconsejables las gateras con paredes de metal o madera, porque hacen de caja de resonancia, asustan y estresan a los gatos. Nada de casetas, ni chapas. Un auténtico chalet para él solo. Que no lo compartirá con otro gato.

Granja La Luna 19

Es muy importante que puedan salir al exterior y que las gateras tengan una iluminación natural.

La luz del sol regula su ritmo circadiano. Este ritmo controla sus horas de sueño, comidas, actividad y la producción hormonal.

La falta de luz del sol les altera, provoca somnolencia por lo que duermen muchas horas. La mayor actividad es al amanecer y al atardecer, por ello las gateras deben ser amplias y con luz natural.

Granja La Luna 37

Dentro de la gatera, debe de haber una caja refugio, donde el gato pueda esconderse y sentirse seguro. Esto es muy importante, ya que muchos son muy tímidos y se sienten desvalidos.

Si no se pueden esconder, se alteran muchísimo, apenas pueden dormir, se estresan y dejan de comer.

Evitar pequeñas jaulas que no permiten la intimidad, la atrofia muscular por falta de espacio para moverse, estrés por sentirse encerrados, ruido en paredes de metal y depresión por carecer de un ambiente relajado y con estímulos enriquecedores, sol, noche-día, exteriores…

Nuestras gateras, tienen salida al exterior, donde los gatos pueden tumbarse al sol y conocer el mundo que les rodea. Esto estimula muchísimo sus sentidos, se les ve contentos, relajados y el día y la noche son muy entretenidos para ellos.

Granja La Luna 52

Limpieza y sanidad

La residencia felina siempre está muy limpia y huele muy bien. Mejor dicho; no huele a nada. El «olor a gato es desagradable para todos, incluidos los gatos».

Todos los días se limpian las jaulas. Empleamos productos que no se peguen a su pelo. Y puedan ser tóxicos para ellos. Empleamos productos de línea ecológica, que son más aptos para ellos.

No es obligatorio que los gatos estén vacunados de rabia. (Pero sí está recomendado) La nueva ley de protección animal de la comunidad de Madrid si lo exige.

No es obligatorio que tengan puesto Microchip. (Pero sí está recomendado). La nueva ley de protección animal de la comunidad de Madrid si lo exige.

Los gatos SI es obligado estar vacunados de las enfermedades más comunes (Trivalente y Leucemia felina). Y desparasitados internamente.

Lo mejor es que vengan con una pipeta antiparasitaria puesta en la espalda. No les gusta nada que les pongan un collar antiparasitario al que no están acostumbrados, y puede producirles alergia.

Una visita a una guardería felina, puede ser una oportunidad, para probar nuevas cosas. Un nuevo tipo de arena, o de bandeja. A casi todos los gatos les encanta nuestra arena (Sanicat no perfumada), Es de tacto muy agradable. No deja polvo. Y aglomera muy bien.

Pero si lo desean, pueden traer su arena. Estaremos encantados de ponérsela.
En la residencia para gatos, todos los días llevamos un control de cada gato. Si orina o no, etc. Podemos informarle si observamos algún cambio importante.
Muchos gatos con problemas en casa, cuando vienen a Granja la Luna, dejan de orinar fuera de la bandeja, y defecan dentro de la arena. Esto es debido a que, en un espacio abierto, se sienten más cómodos. Y el olor de otros gatos les impulsa a marcar su territorio.

El ambiente natural en el que viven en la granja, les relaja mucho. Oír todo el día aves silvestres. Horario solar. Aire fresco y respirable. Ausencia de ruidos de atascos, vecinos, televisores… Todo esto ayuda a relajarse y a descansar. Ver que ocurren cosas a tu alrededor, pero sin que te molesten.

Comida y medicamentos

La comida en la residencia felina es de la máxima calidad. En general utilizamos gama superpremium. Royal Cannin Fit 32, o Advance o Satisfacion, que hemos comprobado que son los que mejor comen.

Para los que comen dieta blanda, Whiskas de pollo o paté Gourmet. La mayoría no tienen problema con el cambio de alimento, ya que es de gran calidad, y les gusta.

Hay muchos gatos que comen otras marcas, o dietas especiales, no hay problema en dárselas. Estas dietas las tiene que suministrar su dueño. No hay recargo ni descuento por ello en el precio.

La mayoría de los gatos, comen desde el primer día. Son muy pocos los que tardan en empezar a comer. Algunos engordan, porque son glotones, o les gusta mucho el pienso. Pero también algunos pierden peso, porque comen en menor cantidad. Si no comen les llamaremos para informarles.

Hay muchos gatos que tienen tratamiento veterinario.

Unos toman pastillas o gotas. Si se dejan manejar, se las damos mezcladas con paté. O se las hacemos tragar con paciencia y mimo. Atención, solo si se dejan manejar por nosotros. Hay algunos que no se dejan manejar por desconocidos. No se les puede obligar a tragárselas.

También vienen gatos diabéticos. A los que hay que darles comida de dieta y pincharles insulina. No hay problema en pincharles sus dosis diarias. Deben indicarnos la dosis y la pauta a seguir. Se les aplicará, siempre que se dejen manejar por nosotros. No se puede pinchar a gatos “difíciles”, se estresan y dejan de comer.

Los gatos con insuficiencia renal crónica, no tienen problema en estar en la granja. Con su dieta especial. Siempre que coman lo suficiente. Si no es así, no pueden continuar.

No podemos admitir gatos que hayan padecido lipidosis hepática. Existe el riesgo que puedan desarrollarla de nuevo.

Somos una residencia para gatos. El veterinario supervisa a todos los animales que puedan tener un problema. No es una clínica veterinaria. No hay medios para diagnóstico y tratamiento. Los gatos que estén en recuperación o post-operatorio. Gatos muy mayores con dificultad para comer. O que hayan padecido enfermedades renales o hepáticas. Diabéticos difíciles de controlar o manejar. Corren riesgo de estresarse, dejar de comer y enfermar. Los dueños, deben valorar el estado de su gato, y el riesgo que corren al dejarlo en un lugar al que no están habituados. Sería recomendable que viniesen unos días antes, para ver si es viable su estancia.

Tus gatos necesitan unas vacaciones en granja la Luna

No te preocupes, están en buenas manos.

FAQ's

Todos los gatos que se alojan con nosotros en Granja la Luna disponen de su propia gatera. Queremos que se sientan cómodos en todo momento, y por este motivo todas nuestras gateras son muy amplias y tienen una caja refugio. Además, nos aseguramos siempre de que la zona de la comida y el agua, su cama y la caja de arena están separadas. Al disponer de un espacio amplio para él solo, tu gato tendrá mucha libertad de movimiento y podrá sentirse relajado. Además, nuestras gateras están bien iluminadas y tienen salida al exterior para que los gatos puedan pasear y tomar el sol al aire libre.

Nuestra residencia está diseñada a medida de las necesidades de los animales; esto significa que nuestras instalaciones son amplias y nuestros espacios están adaptados al estilo de vida más adecuado para las mascotas. Los gatitos que se alojan con nosotros tienen espacios donde poder jugar, pasear, saltar y trepar, y nuestro objetivo es que se sientan relajados, tranquilos y libres durante su estancia en Granja la Luna. En caso de darse una situación en la que dos gatos se pelearan, nuestros profesionales tienen mucha experiencia y están preparados para lidiar con cualquier tipo de conflicto entre las mascotas.

Granja la Luna es una residencia para mascotas donde alojamos a todo tipo de animales, pero no somos un centro veterinario. Esto significa que, si tu gato está sano y se encuentra bien, puedes traerlo en caso de necesitar que alguien lo cuide durante tus vacaciones, pero no podemos realizar diagnósticos ni recetar tratamientos. En caso de que tu gato enferme durante su estancia en Granja la Luna, nuestro veterinario lo supervisará y, si no se trata de un problema leve, te avisaremos para trasladarlo a una clínica veterinaria de inmediato.

En Granja la Luna disponemos de gateras muy amplias para que los gatos puedan tener libertad de movimiento y sentirse relajados en todo momento. Esto no significa que los gatos que se alojan en la residencia estén todo el día encerrados en su gatera; nuestras gateras tienen acceso al exterior, y también reciben luz natural. Podrán salir a tomar el sol, jugar en espacios diseñados especialmente para ellos y tener contacto con otros animales. Queremos que su estancia en Granja la Luna sea de lo más positiva, y por este motivo nos aseguraremos de que tu gato se siente cómodo en todo momento.

Sí, te damos la opción de traer tú mismo la comida de tu gato. En Granja la Luna siempre alimentamos a los gatos con alimentos de la más alta calidad que, tal como hemos comprobado, suelen encantarles. La mayoría de ellos no muestran ningún problema ante el cambio de alimento, puesto que escogemos tanto pienso como patés de muy buena gama. Sin embargo, en caso de que tu gato esté a dieta o solamente tome una marca de alimento en concreto, puedes traer su propia comida. En caso de escoger esta opción, no aplicaremos ningún descuento ni recargo al precio de su estancia.

Todos los gatos que se alojan en Granja la Luna disponen de su propia gatera donde dormir, desde la cual tienen acceso al exterior para poder jugar, pasear, tomar el sol, saltar y relajarse. Hay ciertas zonas de nuestra residencia donde los gatos pueden tener contacto con otras mascotas y socializar. En caso de que tu gato no esté castrado, nuestros profesionales se asegurarán de que no tiene contacto con ninguna gata en celo ni con ningún gato con el que pueda tener un comportamiento agresivo. Nuestro objetivo es que todas las mascotas disfruten de su estancia, estén tranquilas y se lo pasen en grande.

Durante su estancia, nos aseguraremos de que tu mascota está vigilada y bien cuidada en todo momento, y haremos todo lo posible para que se encuentre a gusto. Si surge algún imprevisto respecto a la salud de tu gato, nuestro veterinario lo supervisará en seguida para ver si se trata de un problema leve que podemos tratar en Granja la Luna o si es algo más complicado. En caso de tratarse de un problema de salud importante, contactaremos contigo enseguida. Si es necesario, también trasladaremos a tu mascota a un centro veterinario de inmediato.

En Granja la Luna acogemos gatos de todas las especies, a excepción de aquellos que puedan resultar agresivos, independientemente de su raza. Todos los gatos que se alojan con nosotros deben estar desparasitados y vacunados contra las enfermedades más habituales. También podemos acoger a gatos diabéticos o que requieran tratamientos con gotas o pastillas, siempre y cuando tengan un comportamiento dócil y nos permitan administrarles su medicina. No podemos acoger a gatos con ciertos problemas de salud, muy mayores, que tengan dificultades para comer o que puedan estresarse muy fácilmente.